jueves, 26 de mayo de 2016

Nuestra experiencia con el Baby-Led Weaning

Es curioso cómo cambian las cosas en pocos años; actitudes que llevan años instauradas en la sociedad que se consideran como correctas acaban cambiando. Primero con una tendencia y después un comunicado oficial de un organismo público. Algunos de estos cambios van relacionados con la alimentación de los más pequeños, y una de las más importantes es la incorporación de los sólidos a los bebés: El bien conocido Baby Led Weaning, o, dicho vulgarmente, comer a trozos lo que el pequeño o la pequeña quieran.





Con la HermanaMayor no nos planteamos nada así porque no habíamos oído hablar de ello y porque -parecía una barbaridad- ya veíamos a la niña atragantada y corriendo a urgencias o haciendo la maniobra de Heimlich, así que hicimos lo que siempre se había hecho. Papillas, triturados… Es lo que tiene ser unos padres novatos.

Con el pequeño la cosa ha sido diferente; han cambiado algunas tendencias y los padres estamos más informados. Cuando comenzamos a introducirle la alimentación complementaria, hace ya algunos meses, fuimos incorporando progresivamente la comida a trozos viendo que mostraba interés en ello siguiendo las recomendaciones de muchos expertos. Sólo había que tener en cuenta algunas pautas de seguridad como por ejemplo que no le cupiera el trozo de comida en la boca y que fuera algo relativamente blando (de forma que así se elimina la posibilidad de atragantamiento). A las pocas semanas ya era capaz de comerse una pera (madurita) él solo. Poco a poco fuimos dándole más cosas y, al poco tiempo, casi no comía nada triturado (a excepción de cremas y sopas, claro). 

Ahora, varios meses después vemos que tomar esta decisión fue todo un acierto; es una delicia verlo comer y, aunque sea algo guarrete (sobretodo cuando suelta el tenedor y empieza a comer con las manos o cuando le da por tirar la comida al suelo) hemos conseguido que al año y poco ya coma prácticamente solo, hasta el punto de que muchas veces se enfada si le das la comida y él no te ha pedido ayuda.

Que al principio y ahora es algo sucio? Pues no lo vamos a negar; suerte que comemos en la cocina, porque acaban el suelo y la mesa bien llenos de comida, pero al final es lo de siempre: Hay que verlo como una inversión. Y para nosotros ya ha dado sus frutos: es de los más pequeños de su clase en la guardería y, según las monitoras, es de los que mejor come… Ahora podemos sentarnos los 4 en la mesa y casi comer cada uno lo suyo de forma individual (salvando las distancias).



Referente a esto, hace pocos días salió una nueva guía de alimentación para los bebés entre 0 y 3 años del Departament de Sanitat de la Generalitat de Catalunya informando, entre otras cosas, de que en general se tarda mucho en comenzar a dar alimentos sólidos a los bebés. Podéis echar un vistazo a documento aquí (en catalán).

¿Vosotros habéis utilizado esta técnica?

8 comentarios:

  1. Nosotros también hemos utilizado el BLW y no podemos estar más felices, es una pasada ver como ellos solos aprenden con la comida. Un Saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y para ellos? Si es que disfrutan! :D

      Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Pues como yo soy un mal padre no tenía ni idea de lo que es esto y tengo dos hijos. Con los dos hemos hecho lo mismo, les hemos introducido los alimentos a trocitos, de lo que ellos han pedido, respetando los tiempos eso si. En fin, todos los días se aprende algo nuevo jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene nada que ver con ser buen o mal padre... muchas veces ni los propios pediatras ayudan...

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Pues nosotros lo intentamos, yo quería utilizar este método porque había leído bastante sobre el tema y me parecía que era lo mejor. Pero como mamá bocachancla que soy, una vez más me salió el tiro por la culata. No tuvimos la paciencia necesaria para llevarlo a cabo, porque era muy bruto y se metía todo en la boca antes de tragarlo. La tercera vez que se atragantó, se fue el método a hacer puñetas! Hay que tener mucha paciencia y tiempo para seguir este método. ¡Bien por vosotros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, al menos lo intentaste; sí que es cierto que hay que tener paciencia y tiempo...

      Gracias por comentar!

      Eliminar
  4. Nosotros sin saberlo con mi 2 hijo hicimos BLW, con el tiempo he leido tanto sobre el tema que no dudaría hacerlo con el 3 si algún día llega... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja... si es que siguiendo el sentido común a veces...

      Un abrazo!

      Eliminar