miércoles, 28 de junio de 2017

Nostalgia de padres: Cosas que echamos de menos

Cómo pasa el tiempo, ¿verdad? Parece que no, pero ya hace algo más de 5 años y medio que somos padres. Algunos dirán que tampoco es tanto (sobretodo padres más experimentados :P), pero es una época tan intensa que ya casi ni nos acordamos qué hacíamos con nuestra vida cuando no estaban los pequeñajos ocupándolo todo.



En esta época en la que andamos cansados, saturados y faltos de paciencia aparece cierta nostalgia y vienen a la mente algunas de las cosas que no tienes; se echan de menos muchas ciertas cosas que igual vuelven de aquí unos años y otras que quizás han desaparecido para siempre. Voy a enumerar algunas de ellas:

  • Momentos de sofá: Esos fines de semana en las que te podías pegar una maratón de series / películas sin interrupciones… ahora es un reto ver un capítulo de algo sin interrupciones (ya sea por los peques o porque nos dormimos...).
  • Dormir sin interrupciones: Dormir hasta que te duele la espalda de tanto estar en la cama. Mirar el reloj y ver que ya no vas a desayunar; casi mejor hacer el aperitivo y comer. Ahora te duele la espalda, pero seguramente porque el peque te hace dormir en posiciones extrañas.

  • Ir sin prisas: Poder ir a cualquier sitio y no sufrir porque “son más de las dos y estos niños aún sin comer” y situaciones del estilo; acabar comprándote alguna guarrada algo de fast-food y acabar comiendo sentados en un bordillo sin mayor preocupaciones.
  • Aburrirse: Llegar a casa y pensar… ¿qué hago? 

  • Poder tener momentos íntimos… a cualquier hora y en cualquier sitio de casa.
  • Disfrutar de la lectura: Ahora que tenemos mucho menos tiempo que antes, los ratos mientras los peques duermen se aprovechan al máximo para poner la vida en orden. En mi caso, la lectura es una de las perjudicadas y la tengo algo abandonada :(

  • Poder hacer planes de última hora sin que suponga un trauma o te lo tengas que pensar miles de varias veces.
  • Disfrutar del silencio… Quien vive con niños sabe el valor que tiene el silencio. Y no, no hablo de ese momento en el que los peques están durmiendo. 

Podría seguir haciendo suspiros y escribiendo más cosas que ya no tenemos, pero tampoco es necesario. Pensándolo fríamente, pocas cosas de las que os he enumerado son vitales. En realidad nuestra vida, sea como sea, está bastante bien; es ajetreada, caótica e intensa… pero es la nuestra :)

¡Lo que tenemos son ganas de vacaciones y de cambiar de aires!

Y vosotros/as, ¿Echáis mucho de menos algo?


P.D.: Un ratillo de algunas de ellas de vez en cuando para cargar pilas tampoco está de más :P

2 comentarios:

  1. Siempre es necesario lo que dices al final, alguna de esas cosas de vez en cuando para liberar estrés y volver a coger fuerzas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda... lo cierto es que esta época de 'final de curso' es agotadora... todo se hace cuesta arriba; pero en nada estaremos de vacaciones (o no xD)

      Eliminar