miércoles, 6 de abril de 2016

Me encanta...

Situación: cena de domingo por la noche en la cocina, como prácticamente cada día. El pequeño se acaba de tirar la sopa por encima y lo hemos tenido que cambiar entero; la HermanaMayor haciéndose de rogar para que se siente a la mesa (bastante habitual también). Música de fondo, hoy una lista llamada ‘Sin estrés’.


De repente durante la cena, no sé por qué, me pongo a analizar mentalmente a los que estamos en la mesa:

Primero el HermanoMenor, ese pillín, que aunque solo dice algunas palabras sueltas ya lo entiende todo, es un buen elemento… Me encanta cuando le dices que haga algo y le da vergüenza. Me encanta cuando le pides que te dé algo que le gusta mucho y te suelta un NO! (es la palabra que más domina). Me encanta cuando imita a su hermana en TODO lo que hace. Me encanta cuando le damos algo a él y nos señala a su hermana para que también le demos a ella. Me encanta cuando te mira al final del pasillo y sale corriendo para que lo persigas. Me encanta cuando le dices ‘vamos a la calle’ y coge cualquier cosa que tenga ruedas para llevárselo. Me encanta que se haga entender aunque no hable. Me encanta que me busque.

Le sigue la HermanaMayor, respondona, cuadriculada y listilla aunque inocente y buenaza, encandila a cualquiera… Me encanta poder mantener una conversación con ella. Me encanta que de repente empiece a hablar de algo que no tiene nada que ver con el momento. Me encanta que nos ‘dé lecciones’. Me encanta verla disfrutar en la piscina. Me encanta ver cómo se le ilumina la cara cuando le das una sorpresa. Me encanta lo mucho que quiere a la gente de su entorno. Me encanta lo mucho que quiere a su hermano. Me encanta bailar con ella. Me encanta leerle cuentos. Me encanta su expresividad.

Ya por último, la SuperMami, una mamá -cansada- agotada deseosa de tener un momento libre para ella sola pero que luego se puede sentir culpable mientras lo está disfrutando… Me encanta ver cómo quiere a sus hijos. Me encanta ser su cojín. Me encanta masajearle los pies. Me encanta que me moleste. Me duele encanta que me haga de esteticista. Me encanta la complicidad que tenemos. Me encanta que me llame al trabajo para... nada en especial. Me encanta preparar viajes con ella. Me encanta viajar con ella. Me encanta tener momentos con ella. Me encanta que sea la madre de mis hijos y a ellos también les encanta.
 

¿Sabéis de qué me di cuenta? 

Me encanta mi familia.

18 comentarios:

  1. muy grande si señor, sabes que? a mi me encanta tu entrada!! #dalegas

    ResponderEliminar
  2. A mi tb me ha encantado tu entrada y estoy igual, me encantaa mi familia. Que gusto poder disfrutarla,verdad??? Un saludooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente! Me sorprendí a mi mismo pensando... joder, si es que es alucinante! :D

      Eliminar
  3. Precioso el post, Oscar. Me ha encantado. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Estoy sensible y se me saltan las lagrimillas, porque lo entiendo muy bien. Muy bonito, Óscar. Es genial pararse a veces a QUERER con los ojos a nuestra familia... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y muchos ánimos! :D

      Eliminar
  5. Muy buena Oscar, a veces no nos fijamos en que lo mejor es lo que tenemos a nuestro alrededor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien pararnos un momento para valorar estas cosas. Luego se ven las cosas 'no tan buenas' de otra forma :D

      Eliminar
  6. Es genial que podamos decir así, bien alto y claro que os encanta nuestra familia. En según que momentos y con determinadas personas me han mirado raro por decir que, para mí, un planazo de fin de semana es ver una peli todos juntos tirados en el sofá. En ese momento no hay felicidad más grande. Y es la leche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final lo importante es hacer cosas juntos que gusten a todos. Ahí es cuando dices: MOLA!

      Eliminar
  7. A mi me encanta tu post! Qué bonito y que bueno es pararse de vez en cuando y darnos cuenta, de verdad, de lo que tenemos a nuestro alrededor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Si es que no nos damos cuenta de lo que tenemos al ir tan de culo como vamos... :)

      Eliminar
  8. Me ha encantao, Oscar ;)
    Mola. Y me he sentido identificado, tanto en gestos y tic de los peques, como en míos propios. (como ser objeto de esticistas aficionadas, o hombre-cojín en el sofá) ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias JM :) Además, todo esto hay que guardarlo muy mucho, que pasa muy rápido!

      Un abrazo!

      Eliminar
  9. Muy buena entrada!!!
    Que bonita familia y os he imaginado en esa cocina, con vuestros hijos!!!
    Un saludo cariñoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro que te haya gustado :D

      Eliminar