miércoles, 27 de enero de 2016

5+1 cosas buenas (y otras no tanto) de ser padres

Ser padre te cambia la vida, está claro, y aquel que no lo sepa seguramente no esté preparado para serlo. Hay que ser muy ingenuo para pensar que vas a poder seguir llevando la misma vida que llevabas cuando no eras padre.

¿La cambia para bien? En algunas cosas sí y en otras no tanto. Ser padres da cosas buenas, pero también las quita.

¿Qué cosas buenas da? A continuación os dejo una lista con lo que -para mi- es lo mejor que da el ser padres:



  • El amor incondicional de tus hijos. Para mi esta es la principal razón; es algo que me sorprende cada día.
  • Los reencuentros: La alegría que irradia su cara cuando llegas a casa después del trabajo me derrite. 
  • Compartir descubrimientos: La oportunidad de ayudar a una personita a desarrollarse, a descubrir el mundo, las primeras veces de todo… Y también, por qué no, hacer actividades que nunca te habrías planteado.
  • Nuevas relaciones: Ser padre, te guste o no, hace que conozcas gente, ya sea en el cole, en el parque o en el sitio más insospechado. Puede que llegues a hacer muy buenos amigos.
  • Revivir experiencias: Volver a experimentar esas cosas que hacía años que no llevabas a cabo y volver a disfrutar con ellas como si fueras un niño.
  • Aprender: Al añadir un nuevo elemento a la ecuación de tu vida las cosas se ven desde otro punto de vista; esto permite aprender mucho!

Seguro que hay algunas más que ahora mismo se me escapan.

Por supuesto, como decimos en Catalunya, no todo van a ser ‘flors i violes’ (no todo va a ser maravilloso)... más bien al contrario. Muchas veces se tiene la sensación de que las cosas no tan buenas siempre están presentes o son las mayoritarias. Basándonos en nuestra experiencia personal, lo que nos ha quitado el ser padres lo podemos resumir en:


  • Tiempo: Vamos de culo. Todo el día. Cada día.
  • Momentos de pareja: Casi las 24 horas estamos ejerciendo de padres. Cuesta mucho encontrar momentos en los que volvamos a ser una pareja.
  • Sueño: Dormir una noche entera? Estás de coña, no?
  • Paciencia: Para que os sirva de referencia… la SuperMami pidió para Reyes un camión lleno de ella porque ya había agotado la que había acumulado durante toda su vida…
  • Momentos personales: Ducharte tranquilamente, espachurrarte en el sofá,hacer una maratón de series, tirarte horas y horas mirando internet sin que nadie te ‘interrumpa’, poder ir al gimnasio y no mirar el reloj, jugar en el ordenador (o con la consola). Todos estos momentos prácticamente han desaparecido.
  • Silencio: Si los niños están despiertos (y a veces cuando deberían estar durmiendo) el silencio brilla por su ausencia; y no sólo por los niños… a veces somos los padres que, yendo detrás de los pequeños, acabamos armando un escándalo considerable.

No están todas las que son pero sí son todas las que están. Ser padres es muy bonito pero es complicado. A pesar de las cosas no tan buenas y con el apoyo de las cosas buenas, con tesón y empeño seguiremos adelante. Seguro que en algunos años (años? En serio??) todo esto lo echaremos de menos… o no.


¿Echáis algo en falta en alguna de las dos listas que he hecho?

10 comentarios:

  1. Coincido con todas (aunque pasados los 6-7 meses sí que hemos dormido muchas noches enteras ya) y realmente es así duro pero bonito.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De estas cosas deberían advertirnos :D
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Coincido contigo Oscar , la frase que mas me ha gustado ha sido Ser padre, te guste o no, hace que conozcas gente , un gran post sin duda felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, señor/a desconocido!!

      Eliminar
  3. Buenas! Hoy he hablado de esta entrada en el repaso semanal de blogs de Bebés y más:

    http://www.bebesymas.com/bebes-y-mas/blogs-de-papas-y-mamas-el-sexo-en-los-padres-de-familia-numerosa-la-intolerancia-de-las-madres-lactantes-y-mas

    Armando

    ResponderEliminar
  4. Toda la razón, pero aún así ser madre no lo cambiaría por nada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy difícil pensar en como se ha podido vivir sin niños... Gracias por comentar!

      Eliminar
  5. Compro todo. :)
    Lo del amor es más y más y más... Es alucinante.
    Y es verdad, se conoce gente y se hacen hasta nuevas amistades (amistades con hijos, que encima mola porque puedes hablar, y te entienden, les entiendes... y si el universo se alinea, tu peque se puede ir a jugar a su casa una taaarde -y el suyo a la tuya, que es muy importante el quid pro quo paternal jijiji-).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii... Lo del amor es alucinante; a veces observo desde fuera a los peques con la mami y es increíble.

      Realmente lo de conocer gente también tiene su aquel. Te abre un nuevo abanico de relaciones, para lo bueno (hasta muy bueno) y para lo malo, que hay gente que quiere ir tan rápido que se acaba quemando.

      Un besazo!

      Eliminar